Fácil y “boni”: Blood Splatter Nail Art

¡Hola gente bonita! Como bien sabrán decidimos hacer tutoriales en honor a la santa fiesta de Halloween. En la entrada pasada Camiji habló sobre el maquillaje zombie y hoy yo les traigo un… ¡nail art! Aunque lamentablemente no se me ocurrió a mí hacerlo, sino que me basé en un tutorial que encontré en youtube, quise hacer mi versión, porque quería probar si lo que se veía tan simple, lo era realmente. Y bueno, les diré queeee…. está piola jaja. La verdad es que es fácil hasta que llegas a la parte cool.

No les adelantaré más y les explicaré en qué consiste el nail art del que les hablo: voy a mostrarles uno que simula que se mancharon mataron a alguien con sangre las uñas ¡buajajajajaja!

MATERIALES

Blood splatter 1

Simple, ¿cierto?

Bombilla, pajita, pajilla o como quieran llamarla.

Esmalte blanco y rojo ( el rojo puede ser de cualquier tono).

Base coat y top coat.

Cola fría.

HOW TO

Antes de comenzar preparen sus uñas, limándolas y empujando las cutículas. Una vez hecho esto procedan a ponerse el base coat, cuya principal función para quienes no lo conocen es proteger. Una vez realizado esto, pinten sus uñas de blanco y déjenlas secar.

Blood splatter 2

En cuanto se sequen procedan a aplicar la cola fría alrededor de las uñas. La verdad es que este paso podría hacerse antes en el caso de que el pulso no las acompañe y sepan que se mancharán con el blanco. Yo lo hice después, porque ya soy grande y no me mancho jaja. La idea es que la cola fría proteja los dedos de las manchas que dejará inevitablemente el rojo.

Una vez puesta, deben esperar a que se seque. Yo prefiero usar esta técnica al scotch (cinta adhesiva) o al quitaesmalte en formato lápiz, porque 1) el usar scotch no impide que se pueda filtrar esmalte sobre todo si este va a ser rociado y 2) ese tipo de quitaesmalte no lo tengo y si lo tuviera, como soy manitos de hacha es probable que pase a sacar parte del esmalte -valga la redundancia- xD.

Blood splatter 3

Pongo cola fría alrededor del dedo, onda por arriba, por abajo y en ambos lados.

Luego, paso a la parte entretenida… ¡salpicar sangre! Para eso se debe utilizar la bombilla, un poco de esmalte rojo y según el tutorial que seguí, un papel. En el papel se pone harto esmalte y con él se pinta la punta de la bombilla. La verdad es que cuando hice esto no me funcionó, por lo que opté por mancharla directamente con el pincel del esmalte.

Blood splatter 4

Después, hay que poner la bombilla sobre la uña, soplar y…voalá:

Blood splatter 5

ESTA es la parte DIFÍCIL, porque a veces no sale mucho esmalte de la bombilla y por lo mismo no se mancha lo suficiente la uña, o se va al otro extremo y queda un manchón horrible. Pero lo bueno es que si pasa esto, probablemente solo se echen a perder unas dos uñas (a mí se me murió solo una en el intento), lo que no es tan terrible.

Luego de salpicar el esmalte, se deja secar para posteriormente sacar la cola fría alrededor del dedo. Cuando todo está listo se aplica el top coat para sellar y hacer que duren estas bellezas monstruosas.

Blood splatter 7

Blood splatter 6

Dato de utilidad pública: hacer este nail art demoró aprox. 60 minutos (incluyendo arreglar nuevamente una uña echada a perder).

Chori, ¿verdad? Quedé súper contenta con el resultado, porque lo hice por primera vez y funcionó, así que cinco unicornios al tutorial de youtube por lo simple y fácil. Además hay un plus en él: si cambiamos un poco los colores se podría usar este diseño en cualquier época del año (en vez de sangre parecerán manchas de pintura), lo que es cool.

BONUS

Aproveché de ver cómo se vería el nail art con esmalte rojo muy oscuro y me di cuenta de dos cosas: me salió mejor que en la versión anterior y con ese color se ve más tétrico.

Blood 1

He dominado la técnica 😀

Blood 2

No se nota con esta luz, pero el esmalte es un rojo muy oscuro.

Créditos a mi hermana chica Catalina por haber sido mi modelo de manos.

Fácil y “boni”: Maquillaje zombie

Holo, gente guapa. ¿Cómo van sus planes para Halloween?

… porque obvio que tienen planes para Halloween. O sea, en mi mundo esta fecha se pelea el primer lugar con la navidad como los mejores momentos del año, llenos de magia, decoración chana, chanchería y sana diversión. Pero hablemos de la navidad cuando corresponda: Halloween es una fecha fundamental en la que disfrazarse -ya sea en plan terrorífico o normal- no debería ser opcional. Con un breve paréntesis de “comamos dulces y veamos algún especial de terror” durante la adolescencia, han sido muy pocos los años que no me he disfrazado y me encanta evangelizar a la gente y traerla al lado oscuro. Por eso, si todavía no tienen disfraz y quieren hacer algo choro pero que no requiera mucho gasto, les hice un tutorial fotográfico del salvadorísimo maquillaje zombie.

El zombie es un comodín: no solo en estos últimos años han estado de moda (disfrazarse de bruja no puede estar más out #oseaquéatróh) y eso hace que sean inmediatamente reconocibles, sino que además son multifacéticos. ¿Practican tennis o tae kwon do? ¿Tienen a mano el traje de huasa del 18 o una polera de KISS regalona? Bueno, con eso y este maquillaje pueden ser tenista zombie, rockera zombie o femme fatale zombie (no se nota mucho; tenía guantes largos y fumaba en boquilla. F fue un detective noir zombie). Además no hay ningún material caro, extraño ni difícil de encontrar: lo más heavy es la pintura blanca, que en esta época hay hasta en el super. Durante el año la pillan en la Erótica Girls o tiendas similares y en tiendas de cotillón.

MATERIALES

Cola fría.

Maquillaje de fantasía blanco en crema.

Maquillaje de fantasía y/o sombras de colores: para este look ocupé amarillo, verde, morado, café y negro. El año pasado usé principalmente sombras, porque tenía una mega paleta con colores como morado, verde, amarillo, etc. Este año hice un mix de sombras y pintura para la cara en formato “lápiz” (parecen lápices de cera).

Labial rojo y/o maquillaje de fantasía rojo.

Delineador negro (y rojo opcional).

Máscara de pestañas.

HOW TO

Preparen su piel para lo que se viene: usen sus tónicos/serums/hidratantes de siempre. Yo además ocupé un papelito anti-brillo para quitar la grasa de la nariz y un poco de primer: la pintura blanca marca mil los poros. Para este tutorial me maquillé solo la cara (en la noche tenía una cita con F y no tenía ganas de ir con las orejas blancas), pero pueden extenderlo hacia las orejas, el cuello, el escote, etc.

zombie1

La Lauris me dijo cómo poner el cel en HD después de sacar estas fotos, así que espero que sean las últimas con calidad como el h…

Decidan dónde quieren tener heridas/cicatrices/carne putrefacta y dibújenlas con cola fría. Hay métodos más profesionales, lo sé, pero este es súper apañador. Obviamente eviten cejas/pestañas/pelo en cualquiera de sus formas. Vayan dando toquecitos sobre la cola fría para cubrir su piel con una capa algo irregular y déjenla secar (o aceleren el proceso con el secador de pelo). A medida que se vaya poniendo transparente pueden pensar que no se va a notar nada, porque no forma relieve, pero ya van a ver que ayuda ene a la textura. Ojo, la cola fría se va a ir despegando con las horas: eso hará que sus heridas parezcan desgarradas, no es nada malo para lo que queremos 😛

zombie 2

Cuando la mayor parte de la cola fría esté seca es hora de pintarse de blanco las partes “no heridas”. Ojo, si se ponen una capa muy gruesa de pintura después es un infierno tratar de maquillarse encima -me pasó una vez disfrazándome de Catrina-, así que partan con calma y mezclen bien. Es más lento que echarse base y al menos a mí la esponja que uso para la BB cream no me sirvió de nada, así que lávense bien las manos y confíen en sus dedos. De hecho -no me tiren piedras- yo amo maquillarme con las manos, siento que no hay brocha que las supere. Extiendan el maquillaje blanco con paciencia, porque demora un poco.

zombie3

Usé más de lo que sale en la primera foto, pero es mejor ir agregando de a poquito.

Una vez lista la base, es hora de ponerse creativas. Yo empecé con unos toques de amarillo y verde para hacer moretones. La clave de este maquillaje es mezclar y mezclar colores, como pronto descubrirán.

zombie4

Después decidí tener un ojo morado -algún héroe de The walking dead me debe haber pegado un combo cuático- con toques de sombra. Un tip es que, antes de limpiarse los dedos para pasar al siguiente color, den toquecitos en sus “moretones” o alrededor de las heridas con los restos de sombra: no tenemos que olvidar que los muertos vivientes no se destacan exactamente por tener una perfecta piel de porcelana.

zombie5

¿Ven los bordes de la cola fría? Mancharlos le da realismo.

Entran los delineadores: un poco de burdeo por dentro para dar un pequeño toque sangriento y un negro que compré especialmente para la ocasión -no uso lápices, pero no quería manchar los míos- para pintar por fuera el ojo putrefacto xD Esto suena tan lindo.

zombie6

Ups, se me olvidaba la ceja! Ocupé sombra café para no manchar mi lápiz de cejas y los restos los usé para manchar y moretear por aquí y por allá como les aconsejaba antes. Recuerden la clave: mezclar colores sin parar.

zombie7

Después pretendía usar mi pintura de fantasía roja, pero al abrir el lápiz estaba totalmente seco, así que tuve que llamar a F para que me trajera de emergencia un labial rojo (tengo solo uno, que es en lápiz… y, sí, no quería mancharlo, pero al final usé un poco igual para los bordes). Primero vayan dando toques con el rojo para rellenar las heridas, luego entremezclen algunos puntos oscuros para dar el efecto de carne putrefacta -yo usé pintura negra y sombra café- y mezclen bien.

zombie8

zombie9

Aprovechen de oscurecer el ojo moreteado con algo de sombra negra y pónganse máscara de pestañas. Pueden usar alguna sombra -lo he hecho con gris, pero esta vez mezclé café y morada- para marcar el pómulo. ¿Quién dice que los zombies no pueden lucir su estructura ósea? 😛 Tranquilas, ya estamos a punto de terminar!

zombie10

Lo último es una boca aterradora: el labial rojo esparcido por los dientes funciona como restos de sangre -comer cerebros puede ser muchas cosas, pero higiénico no- en los dientes y el interior de los labios.

zombie11

¡Ñam!

¡A sacudir el pelo y aterrorizar a todos!

ZOMBIE12

No se asusten; Camiji zombie es cagüai y solo come cerebros los miércoles.

No se asusten; Camiji zombie es cagüai y solo come cerebros los miércoles.

Fácil y boni: Guía de cepillos y peinetas

Hi hi!

¿Cómo están, chiquilinas(?)? Yo un poco cansada y un harto contenta porque HAY UNA TIENDA DE COTILLÓN EN PUERTO AYSÉN, WN! Así que F, la Lupe y yo ya tenemos disfraces para Halloween. No me voy a extender sobre lo extremadamente importante que es en mi vida esta celebración porque lo dejo para mi próximo (y tenebroso) post. Hoy, en cambio, quiero enfocarme en un tema que muchas veces dejamos de lado y no deberíamos: qué usan para cepillar/peinar su pelo. En serio. Es que por algún motivo nos volvemos locas comprando acondicionadores, haciendo mascarillas caseras, corriendo ante el nuevo serum estrella, pero muchas veces nos olvidamos de que una elección tan simple como es la del objeto que usamos TODOS los días sobre nuestro pelo puede ser mucho más importante.

Lo que les voy a mostrar a continuación es mi pequeña colección personal y la idea no es convertirse en una guía de compras específica, sino hablar de los usos de cada tipo de cepillo / peineta. Que hay diferencias entre las versiones de supermercado y las que usan en las peluquerías es como obvio, ¿no? Pero en esencia hay cosas que comparten.

Tangle teezer

cepillos4

Es la estrella, el número uno, la queen bee del mundo de los cepillos. Nunca pensé que iba a pagar 12 lucas por un cepillo, pero es que las reseñas que me llegaban de alrededor del mundo eran demasiado maravillosas: un cepillo que desenreda en dos pasadas, prácticamente no saca pelos y, lo mejor de todo, sin tirones. Un sueño hecho realidad… kindda. La verdad es que no duele nada y desarma el 99% de los enredos, pero no es en una ni en dos pasadas. Como los “dientes” son tan cortitos, a veces hay que pasarlo muchas más veces que un cepillo normal y, si tienen mucho pelo, termina siendo agotador. Puede que se queden, como yo, con la sensación de que hay zonas a las que no llega nunca -y es vedad-. Deja el pelo con un poco de frizz y con cero estilo; hay que peinar después para no parecer espantapájaros. Yo tengo el modelo pocket, que tiene tapita para llevarlo a cualquier lado sin que se aplasten los dientes. Hay distintas versiones: para usar en la ducha (el mío se llenó de agua por dentro, por algo hay uno especial), con calor, etc. La verdad es que me tinca que las imitaciones que venden por todos lados deben funcionar muy parecido; no creo que vuelva a pagar tanto por otro.

Le amamos: Muy suave, no da tirones.

Le odiamos: No llega tan profundamente, acabado “desarmado”.

¿Para qué? Desenredar en momentos críticos.

¿Para qué tipo de pelo? Crespo/ondulado o muy fino. Maltratado por EJEM mil decoloraciones.

¿Cuándo? En pelo seco o mojado (aunque nunca hay que cepillarse el pelo mojado…). Para empezar el cepillado. Nunca usar con el secador, según recomendación del fabricante.

 

Peineta de dientes separados

cepillos2

Tan sencillas, tan humildes, tan sin pretensiones y, sin embargo, TAN mega útiles. Las dos que tengo tienen en común la hermosura de que desenredan TODO -gracias al largo de sus dientes- sin sacar ni un pelo, aunque hay que usarlas con cariño o si no duele. Cerca de las raíces/flequillo estas peinetas no tienen sentido, pero en el largo son irremplazables para mí, porque desenredan sin dejar el look pajoso y desprolijo de los cepillos: no desarman las ondas, así que son perfectas para retoques en medio del día. Obviamente la razón por la que tengo dos es el material: La plástica la compré en un pack como de 5 en un todo a $300 (ustedes saben que soy una mujer elegante, oye) y, además de peinar la uso para esparcir mascarillas, acondicionador, aceites, etc. La de madera la compré en Pichara y desenreda un poquito menos, pero no genera NADA de frizz.

Le amamos: No desarman las ondas.

Le odiamos: Da tirones, hay que usarlas con cuidado.

¿Para qué? Desenredar profundamente y peinar forma. Esparcir productos.

¿Para qué tipo de pelo? Largo, especialmente si es ondulado.

¿Cuándo? Pelo seco o mojado. Para terminar el cepillado o retocar durante el día.

 

Peineta

cepillos3

Infaltable si tienen flequillo. Esta también es una barata, ponte que mi suegro compró miles en Meiggs because of reasons y nos ofreció. No tengo mucho que decir porque para alguien con el pelo más que corto-corto tiene exclusivamente dos funciones: hacer la partidura y peinar el flequillo cuando se pone hueón apelmaza. Eso sí, ¡ay del alma que intente usarla para peinar el resto del pelo! Se van a quedar con mechones en la mano o bien la peineta habitando su cabeza para siempre jamás. F tiene una igual, azul, que usa para peinarse la barba. Las que no han muerto del pack del todo a $300 las tengo una en mi kit-capilar-para-la-cartera y la otra la uso para hacerle el moñito a la Guadalupe. Nada fancy, pero cumplidora.

Le amamos: Un clásico para el acabado perfecto.

Le odiamos: Un peligro para el largo.

¿Para qué? Partidura y peinar flequillo.

¿Para qué tipo de pelo? Cualquiera, excepto afro, SOLO en zonas pequeñas como el flequillo.

¿Cuándo? Para terminar o retocar el peinado.

 

Cepillo de madera

cepillos1

En cuanto compré este, boté todos los demás cepillos comunes y corrientes que tenía. Básicamente sirve para lo que sirven los cepillos que todas hemos conocido desde chicas: desenredar el pelo. Uno pensaría que con el Tangle teezer y las peinetas ya no sería necesario, pero yo creo que sí. En general lo uso para cepillar un poco cuando estoy ocupando el secador de pelo y también en la noche, después de usar el TT, antes de irme a acostar. Lo compré de madera porque hace menos frizz que los plásticos, y además resultó ser más suave. Igual, por el hecho de desenredar tan bien y rápido, deja el pelo semi-espantapájaro. Si fuera un arma, diría que es la más equilibrada de mi arsenal xD Desenreda bien, tira algo, causa poco frizz, desarma ondas… suena aburrido, pero siempre es bueno tenerlo a mano.

Le amamos: Equilibrado y rápido.

Le odiamos: No sobresale ni se puede usar en pelo mojado.

¿Para qué? Desenredar rápido y profundamente.

¿Para qué tipo de pelo? Todos.

¿Cuándo? En pelo seco o semi-seco. Para cepillado intermedio o final si no importa tanto el acabado (antes de acostarse).

 

Cepillo redondo (debe tener un nombre fancy)

cepillos0

Este es el más antiguo de mi colección y el que menos uso actualmente. Uno, porque con el alisado ya no necesito hacerme brushing -y esa es su función principal, ayudar a alisar el pelo mientras se lo secan- y dos, porque es el dios supremo del frizz. Si el frizz tuviera una religión, le elevaría sus plegarias a este común y corriente cepillo de supermercado. La verdad es que los cepillos redondos son maravillosos para su función, pero este en particular es de los peorcitos: la curva tiene un tamaño estándar que no sirve de mucho, el material es malo y no es rosado ni de madera como me gustan. Eso sí, no tira (porque no desenreda), concedámosle algo.

Le amamos: Cumple con su función.

Le odiamos: Es el dios del frizz.

¿Para qué? Brushing.

¿Para qué tipo de pelo? Todos.

¿Cuándo? Al secar el pelo con secador.

 

Y ustedes, nenas, ¿qué usan para batallar contra sus mechas locas?

¡Besitos!

Fácil y boni: Maquillaje en 10 minutos

¡Hola gente bonita!

Días atrás comentábamos con Camiji sobre los temas que podríamos abordar en las siguientes entradas del blog. Pensamos en las rutinas diarias de limpieza y en maquillaje, entre otras cosas. Así que pensé que, ya que la Cami se estaba encargando de lo primero, yo podría ver lo segundo. Lo primero que se me vino a la mente cuando comencé a escribir esto es en lo tierna que era en mi adolescencia. Les cuento que comencé a maquillarme a los 14 (chulamente, porque no sabía nada de maquillaje y mi mamá con suerte se pone ahora un poco de máscaras de pestañas y algo de BB cream, por lo que nadie me enseñó).

En esa época figuraba poniéndome delineador azul eléctrico y sombra amarilla, AMARILLA. No digo que la combinación sea tan terrible, el problema es que lo usaba para ir al COLEGIO. En fin, con suerte podía delinearme bien… La cosa es que cuando llegué a vivir a Santiago (soy del sur de Chile, Puerto Montt y Carmela, Carmela, llegas a la ciudaaaad ♫) dejé de pintarrajearme la cara, porque debo reconocer que ir a un colegio de minas no hizo que me sintiera motivada por arreglarme mucho. Al final me maquillaba solo cuando el carrete era mixto (tírenme piedras por decir implícitamente que me arreglaba para los hombres, porque seriamente hablando qué adolescente no hace eso, o sea, el exceso de hormonas habla por sí mismo, ¿o no?).

Luego, al entrar a la U, comencé de a poco a volver al maquillaje. La lata es que como cualquier mujer inexperta en esta área, cometí pecados del tipo echarme base como si se fuera a acabar el mundo, delineados feos, etc. Pero pasado un tiempo comencé a ver blogs y páginas similares en que se hablaba sobre maquillaje y ahí, recién a los 20 años, comencé a maquillarme más decentemente.

Así que, considerando mi propia experiencia en esto, lo que escribiré en esta entrada  está dirigido a gente que le da lata perder su tiempo maquillándose media hora, que no sabe nada de nada y/o que no quieren andar con cara de poto por la vida, se quieren sentir hermosas y bláh. Los pasos que pondré a continuación están basados en mi rutina diaria de maquillaje. Al final, mencionaré los productos que uso para que se hagan una idea.

1. Luego de lavarse la cara, ponerse crema y bloqueador solar, proceden a aplicarse una base liviana. Si no les gusta echarse este tipo de productos, pueden pasar al paso 2. De hecho después del exceso de base pasé a no usarla, pero luego de conocer las BB y CC creams, mi vida cambió .

2. Una vez aplicada la base, proceden a ponerse el corrector de ojeras. Mucha gente usa el corrector antes de la base, pero la verdad a mi no me gusta mucho ese sistema, porque cuando lo haces así, al ponerte la base se corre todo el milagro hecho por el corrector. Esto, lo escribo solo a partir de lo que me resulta a mí y considerando que no soy maquilladora profesional.

Corrector

El corrector deben aplicarlo como aparece en la imagen (Fuente)

¿Por qué hay que aplicarlo así? Porque como dice la página de L’Oreal: “El corrector (…) difumina tus ojeras, bolsas e imperfecciones, mostrando un tono igualado con el resto de tu piel y una mirada llena de luz, sin mostrar sombras ni tonos oscuros, que tienden a mostrar una mirada triste y poco cuidada.” (Fuente) La clave aquí está en la luz, que es lo que hace que no se vean ojeras.

3. Hecho esto, comienzan a maquillarse los ojos. Aquí tienen dos opciones:

a) Aplicar una sombra clara en el párpado superior (cercana al blanco) y luego delinear con un color café o negro. Si tienen los ojos un poco caídos como yo, pueden optar por hacerse gatitos como en esta foto, para que genere el efecto de que no los tienen así.

Delineado gatito

Delineado gatito

b) Aplicar sombra clara en el párpado superior y luego agregar una café en el pliegue del párpado para dar profundidad a la mirada. Luego delinear normal o como gatito.

4. Luego, con un lápiz blanco o sombra blanca en su defecto, iluminan la mirada como lo muestra la siguiente imagen.

Iluminar en esta zona permite que la mirada se vea fresca y joven.

Iluminar en esta zona permite que la mirada se vea fresca y joven (Fuente)

5. Se ponen máscara de pestañas.

6. Y finalmente usan un labial o brillito, como quieran. Como el maquillaje de ojos es simple pueden usar desde colores suaves hasta fuertes. Lo que sí es importante es considerar la ropa que usan, para que el labial esté en onda (no nos vamos a poner fucsia en los labios, si andamos de rojo o naranjo, ¿cierto?)

¿Y cómo queda todo? Así:

jelly-10

Foto reciclada jiji

Parece que fuera a tomar más tiempo, pero créanme que es rápido. Si están recién empezando con esto del maquillaje, puede ser que se demoren más sobre todo con el delineado.

Y ustedes, ¿cuánto tiempo usan en maquillarse? ¿O no se maquillan, pero les gustaría? ¿Qué productos aconsejarían para cada paso? ¡No duden en comentar! ¡Hasta la próxima!

PRODUCTOS UTILIZADOS:

secret kiss CC cream

V-Line Lift Up CC Cream – Secret Kiss. ($8.59 USD, aprox. $5.604 pesos chilenos – Beautynetkorea)

corrector-inglot

Crema correctora ACM 64 (hay más tonos)- Inglot (aprox. $10.000 en Falabella)

delineador karadium

Like a Movie Star One Stroke Pen Eyeliner – Karadium ($6.80 USD, aprox. $4.436 pesos chilenos – Beautynetkorea)

delineador blanco pamela

Delineador de Ojos Kohl Blanco #250 – Pamela Grant ($2.990 – en supermercados, Preunic, Maicao o Dafiti)

mascara JOKO

Máscara Pump Your Lashes – Joko. (aprox. $8.000 en The Republic of Beauty)

sombras ojos- essence

Quattro Eyeshadow 05 – Essence ($2.990 – DBS)

jelly-1

Fuente. Secret Kiss – Chubby Jelly Tint Pack. US$7.48 , aprox. $5.071 pesos chilenos en Jolse.

Fácil y boni: Cuidado facial básico

¡Hola, chiquillas!

Les voy a contar una historia que ocurrió en el albor de los tiempos… Cuando estábamos recién abriendo el blog, antes de publicar ninguna entrada propiamente tal, les preguntamos qué les gustaría leer aquí. Varias (ok, 2, pero por algo se parte) comentaron que les gustaría saber qué hacer para cuidarse más la cara. En realidad es muy comprensible, porque como que se asume que por el hecho de nacer con ovarios uno sabe de rutinas faciales y, eh, NOT. Este post, entonces, no va dedicado a quienes buscan productos específicos e innovadores, sino a las que recién empiezan a interesarse en el tema y están perdidas. Les voy a poner dos niveles de rutinas, uno para quienes no saben cómo abrir una crema/no tienen tiempo/tienen un presupuesto mini para dedicar a cosméticos, y otro para las aventureras que quieran ir un paso más allá de lo indispensable.

NIVEL 1: LO BÁSICO

En serio básico. Son solo 3/4 productos y no tienen que ver con vanidad ni frivolidad, sino con salud.

MAÑANA

1. Limpieza: Este paso es fundamental para mantener la piel sana. Y con limpieza quiero decir lavarse con algún producto específico. No agua sola, no jabón de manos/cuerpo: hay miles de productos de todas las formas, propiedades y precios. Geles que se convierten en espuma (a lo jabón líquido), espumas propiamente tales, jabones específicamente creados para la cara, pastas extrañas tipo barro con propiedades mágicas (ejem LUSH), etc. En principio fíjense simplemente en que sea apropiado para su tipo de piel: normal (el sueño de todas), grasa, seca, sensible, mixta.

Gel Bioré, espuma Le Petit Olivier, jabón Blup, pastarara Lush.

Gel Bioré, espuma Le Petit Olivier, jabón Blup, pastarara Lush.

2. Hidratación: Crema es la forma típica, pero también hay lociones, geles o incluso aceites para las más osadas.

Crema Emporio Naranja, loción Tonymoly, gel Native Rose, aceite Now foods.

Crema Emporio Naranja, loción Tonymoly, gel Native Rose, aceite Now foods.

3. Protección solar: Bloqueador, cabritas. Invierno y verano, aunque haya cero grados y esté nubladísimo. Yo me demoré 25 años en asumirlo y ahora defiendo al bloqueador con la pasión del converso, porque realmente si todos nos lo echáramos diariamente desde chicos no existirían ni los productos anti manchas ni anti arrugas ni anti nada. Y no sirve el factor 15 de la BB cream ni esas cosas; el bloqueador tiene que ser mínimo factor 30 (yo uso 30-35 en invierno y 50 en verano) y tener protección contra los rayos UVA también. Además hay que irlo reaplicando a lo largo del día; yo aun estoy agarrando este hábito, pero creo que no es tan difícil echarse en la mañana y después antes de salir de la pega.

NOCHE

1. Desmaquilla… ¿ción? ¿je? Bueno, desmaquillarse 😀 Todo el maquillaje que se pongan se tiene que ir al final del día. Yo no era muy matea con esto, pero la Laura desde hace años que lo hace y al fin agarré también la costumbre. La noche es el momento en que nuestra piel se regenera y el maquillaje le hace todo más difícil. Ya no me lo salto nunca, porque ahora (por ¿suerte?) me pasa que una noche sin desmaquillar hace que me salgan furúnculos del terror granitos al día siguiente como recordatorio. Yo no recomiendo las toallitas desmaquillantes más que para casos extremos (post carrete-que-terminó-a-las-5-am), porque en general no son muy amables con la piel y no limpian todo. Existen leches/lociones, cremas, aceites, etc. para desmaquillar, pero incluso con lavarse dos veces con su limpiador habitual es suficiente: al menos es lo que yo hacía mientras esperaba que llegara mi crema especial. Eso sí, necesitan desmaquillantes específicos si usan labiales/máscara de pestañas/delineador waterproof.

Leche Corpore Sano, crema The Face Shop, aceite Neutrogena, desmaquillante bifásico L'Oreal.

Leche Corpore Sano, crema The Face Shop, aceite Neutrogena, desmaquillante bifásico L’Oreal.

2. Limpieza, como en la mañana. Doble si no tienen un producto para desmaquillar. Obviamente si no se maquillan este es el primer paso.

3, Hidratación, como en la mañana.

Fácil y bonito, ¿o no? Apuesto que les dan ganas de conocer la digievolución…

NIVEL 2: QUE EMPIECE EL JUEGO

Ya, el nivel 1 no era tan terrible, ¿cierto? ¿Qué habrá en el siguiente? Estos pensamientos las llevarán a caer en una vorágine del cuidado facial de la que no podrán escapar, bienvenidas, we have cookies. Ahora en serio,

MAÑANA

1. Limpieza.

2. Tonificación: No es tener la cara marcadita como en el gimnasio (tip: ¡LA TONIFICACIÓN NO EXISTE! niñas, no le tengan miedo a las pesas 🙂 ), sino usar un tónico. ¿Para qué? Para ayudar a la piel a recuperarse de la agresión que supone limpiarla y empezar a hidratar, porque una piel adecuadamente hidratada es una piel 1) con menos espinillas, aunque no lo crean, y 2) con menos arrugas. Por eso les recomiendo usar un tónico suave: el agua de rosas es maravillosa en ese sentido.

Tal vez ustedes ya usan tónico y se quieran saltar este punto, pero hay unas cuantas prácticas comunes que deberían estar penadas por la ley porque nos hacen más mal que bien. En primer lugar les pido que no, repito, NO usen tónicos astringentes llenos de alcoholque lo único que logran es resecar la piel y obligarla a producir más sebo. Pretty please. Y si los van a usar, háganlo solo en las zonas específicas que lo requieran después de haberse puesto uno más amable. Pero en serio, hay mil productos mejores para combatir las espinillas y el exceso de grasa. Lo segundo es que se quiten de la cabeza la idea de que el tónico es para limpiar. Esa no es su función y, si ustedes en su inocencia juvenil son muy felices porque el algodón saca maquillaje/suciedad/smogpegado, tengo que ser la tirana que les informe que esto significa que no están haciendo bien el paso anterior. La piel no debe tener residuos después de la limpieza. De hecho, ni siquiera es necesario que usen un algodón para echarse el tónico: ya que su función no es “arrastrar” la suciedad (y si lo hacen posiblemente se estén irritado innecesariamente la cara), pueden sencillamente rociarlo si viene en spray o echárselo con las manos si no.

3. Contorno de ojos: Los ojos son un área mega sensible y probablemente donde primero se nos empiece a notar la edad gracias a las desgraciadas arruguitas, manchas y ojeras. Por eso existen las cremas específicas (hola, esta es oficialmente la palabra más usada en este post) para esa zona en las que yo incursioné hace apenas unos meses, porque obvio que soy demasiado cool y “eso lo dicen para puro vender”, etc. Golpéenme, ahora les amo y me desdigo de todo lo que alguna vez las pelé.

El clásico tip para echárselas es usar el dedo anular, porque es el más débil, y hacerlo a toquecitos en vez de arrastrando; así evitan maltratar la hiper delicada piel de los párpados. Ah, y esto de más que les suena obvio y estúpido y les da ganas de reírse de mí y no conmigo, pero resulta que yo cuando chica-adolescente siempre pensé que el contorno de ojos se ponía como una especie de delineador, JUSTO por fuera de la línea de las pestañas. Evidentemente no; de hecho deberían usarlo hasta que choque el hueso tocando hueso, en toda la cavidad rodeada por las cejas y los pómulos. ¿Se entiende, o estoy hablando en chino mandarín?

4. Hidratación.

5. Hidratación labial. No los olviden.

6. Protección solar.

NOCHE

1. Desmaquill…bla.

2. Limpieza.

3. Tonificación.

4. Contorno de ojos.

5. Hidratación.

6. Hidratación labial.

La rutina nocturna la mantuve igual simple, solo con los 3 nuevos agregados, pero sí les comento que yo encuentro una pérdida desaprovechar la magia noshturna. Me refiero a que, considerando que no nos exponemos al sol, al smog, no nos maquillamos y ADEMÁS la piel se pone en modo “estamos trabajando para usted”, es el momento ideal para usar productos o tratamientos que no son adecuados para el día. Pueden partir con algo piola, como una crema con vitamina C (que es fotosensible, así que yo no la usaría de día, aunque con bloqueador decente también se puede) o algún bálsamo labial mega grueso/medicado con residuo blanco, etc. Hay un mundo de bellezas de belleza por descubrir.

Si se fijaron, les puse fotos solo en los casos donde había varias opciones de productos; no todos esos los he probado personalmente. De hecho con la Laura hemos estado pensando en que tal vez les interese que les contemos de nuestras propias rutinas faciales actuales, pero queremos escucharlas, ¿les tincaría? ¿Y qué opinan de estas rutinas? ¿Cómo es la de ustedes? Cuéntennos y corran a sacarse el maquillaje 🙂